¿Necesito una web si soy autonomo?

¿Necesito una web si soy autonomo?

La importancia de una web para un autónomo

La vida en las empresas ha evolucionado de manera enorme, sin importar la industria a la que se dedique o en la que trabaje, está influenciado por la web y la tecnología, que ha establecido modas o costumbres para las nuevas generaciones que vienen ligadas a lo nuevo, moderno, rápido y portátil.

Hoy día la mayor influencia que pueden tener las empresas (sin importar tipo) está en la web, ya que el mundo actual se rige por la tecnología e internet, que van de la mano guiando al consumidor con comodidad y rapidez, de aquí surge una gran incógnita ¿Necesito una web si soy autónomo?

¿Tener una web es una excelente inversión?

Aunque esta pregunta pueda parecer obvia, la respuesta es sí y aún más si eres autónomo. Estar en la web hoy en día es tener presencia a nivel mundial como empresa. Debido a la influencia que la red y la tecnología tienen en estos momentos resulta muy apropiado tener una web, las personas están más conectadas que nunca a internet y tanto productos como servicios pueden tenerlos a su disponibilidad con tan solo un clic. No existe mejor escaparate que internet para que clientes potenciales conozcan tus productos o servicios. 

Unido a esto están las redes sociales, presentes hoy más que nunca como nuevos métodos publicitarios y con más alcance que los tradicionales. Así que sin duda alguna hoy decimos, “Si no estás en la web, no existes”.

¿Aún no estás tan convencido de tener una web?

Echale un vistazo a las ventajas que tiene para ti como autónomo tener una página web:

1.- Mayor alcance:

El primer punto importante es que al estar en la web tus clientes son a nivel macro, puedes alcanzar hasta donde desees, el objetivo lo planteas tú. ¿Por qué limitarte a ofrecer servicios de forma local cuando puedes llegar a ciudades y regiones cercanas sin invertir en publicidad local de cada ciudad?

2. Interacción con el cliente:

La facilidad de comunicación que nos ofrece la web hace que tengamos una relación más estrecha y eficaz con el cliente potencial, para conocer sus necesidades y poder satisfacerlas con éxito.

3.- Producto a la vista:

Lo que más atrae a los clientes es el poder visualizar lo que les ofreces sin tener que salir de su sitio de confort, como dicen; “La primera impresión es la que vale”. Una página web te permite mostrar tus productos o servicios y persuadir al cliente. Cuando este llame la mitad de la venta ya estará hecha.

4.- Aumento de clientes:

Tener una web en la que precises el producto que ofreces permite que el consumidor pueda ir directo a ti, ver donde te encuentras y contactarte con mayor facilidad.

Adáptate a la tecnología antes de que desaparezcas

Aunque hoy día puedas decir que no es tan necesaria tu presencia en la web, retrocedamos en el tiempo y recordemos cuando el tener un teléfono mobil no parecía más que un lujo que se daban las personas que podían usar su dinero para satisfacer gustos innecesarios, pero ahora el mobil paso a ser una necesidad prioritaria para el desarrollo de las actividades de la vida cotidiana.

La tecnología avanza con más fuerza cada día, así que tener presencia en la web pasa de ser un lujo a ser una necesidad que dará los mejores resultados a tu negocio, abriéndote nuevos caminos, nuevos clientes y a mayor escala.

Recuerda: “El que no cambia con el cambio, el cambio lo cambiará”.

Deja un comentario